911, en estado de emergencia


Por: Vladimir Sena,
Revisión: Sócrates Puello

Hace unos días el gobierno dominicano puso en funcionamiento el Sistema de Emergencias 911 (9-1-1), hoy por hoy el acontecimiento más comentado en la isla caribeña, desplazando de los medios de comunicación y en las redes sociales, la epidemia del Chikungunya. Estos comentarios en nada reflejan las bondades de sistema, si no la irresponsabilidad de una población mal intencionada e ignorante a las consecuencias que deriva de llamadas molestosas y de falsas emergencias.

¿Dónde radica el problema? Se puso en marcha una campaña de concientización ciudadana, cuyo mensaje central son las sanciones y penalidades por el incorrecto uso de dicho sistema, en vez de priorizar las bondades de un uso responsable.

Partiendo de la cultura y formación de personas inescrupulosas que tradicionalmente apuestan al fracaso de toda iniciativa proveniente del Estado, sin importar que ésta beneficie a la mayoría de los ciudadanos, sabemos que siempre habrán elementos inconscientes que pondrán todo su esfuerzo en hacer decaer acciones como la puesta en servicio del sistema 911, algunos apostando al fracaso, unos como un desafío, otros como prueba de la capacidad de los organismos gubernamentales para rastrear y apresar a los responsables de las delictivas acciones. Creemos que las campañas publicitarias pueden hacerse, similar a las campañas llevadas a cabo por las empresas productoras de tabacos y alcohol,  que al finalizar su comercial, colocan un estribillo, en el que indican que consumir esos productos es perjudicial para la salud. En el caso del Sistema de Emergencias, lo ideal sería enfocar su uso de forma responsable. Tomemos como ejemplo la tragedia en la que perdieron la vida dos adolescentes ahogados en el Mar Caribe, en el cual, a pesar de hacer uso del sistema, la operadora no dio curso inmediato a dicha llamada, en el entendido de que se trataba de una broma.

¡Por favor!; no más uso irresponsable, dejemos que el 9-1-1 funcione y salve vidas.

Comments

comments