Crear el zombie del final de temporada de Juego de Tronos fue complicado


El final de temporada de Juego de Tronos nos mostró uno de los momentos más esperados en la historia de la serie: la reunión de todos los protagonistas en un mismo escenario. Durante esta escena Jon Snow reveló un zombie a Cersei Lannister, y crearlo fue una de las cosas más difíciles que ha hecho HBO.

Jon y Daenerys querían convencer a los Lannister de que la amenaza del Rey de la Noche y su ejército es real, y para ello lo mejor que se les ocurrió fue llevar un zombie (cuyo nombre es oficial es wight, algo así como un “muerto viviente” o “no muerto”) a Desembarco del Rey para enseñarlo a la autoproclamada reina.

Aunque durante las últimas temporadas de la serie hemos visto infinidad de estos seres, crear este fue tan complicado que, según el director del episodio, Jeremy Podeswa, “fue mucho más difícil que hacer 10.000 muertos vivientes juntos”.

La complicación de crear a este no muerto tiene que ver con el nivel de detalle que exigía la escena, desde las partes mutiladas del cuerpo putrefacto hasta ese glorioso momento en el que Sandor Clegane, el Perro, lo corta por la mitad con su espada. Según Podeswa:

“Aunque suene extraño, hacer un muerto viviente es mucho más complicado que hacer 10.000. Aquí tienes que perfeccionar muchos detalles para cada acercamiento y movimiento del actor”.
En este vídeo oficial de HBO podemos ver cómo lo crearon, además del maravilloso (y aparentemente divertido) trabajo del actor que interpretaba al no muerto.[vía Game of Thrones]

Comments

comments