Cuba: más de un millón de evacuados por el huracán Irma


El huracán Irma, debilitado a categoría 4, pero aún muy peligroso, castiga este viernes con intensas lluvias y ráfagas de viento la costa norte del oriente de Cuba, donde fueron evacuadas más de un millón de personas. A las 16H00 GMT, el ojo del huracán estaba situado a 190km al nordeste de la ciudad de Nuevitas, en la oriental provincia de Camagüey, avanzando hacia el oeste noroeste a 22km/h, indicó el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet).

Hasta el presente las ráfagas de viento no han superado los 95km/h, provocando el derribo de árboles, castigando las plantaciones de plátanos, y favoreciendo las penetraciones marinas en las provincias de Holguín y Guantánamo, ambas en el este. Las autoridades prevén una intensificación de los vientos y las lluvias a medida que el huracán avance bordeando la costa hacia el centro de la isla, aproximándose más a tierra y perdiendo velocidad de traslación en la noche del viernes.

Cuba comenzó a sentir los efectos de Irma la mañana de este viernes en la ciudad de Baracoa, la más antigua de Cuba, donde el mar penetró en el casco urbano por el Malecón y otros puntos bajos, pero sin causar tantos daños como lo hizo el huracán Mathew, hace menos de un año.

Desde el miércoles, más de un millón de personas fueron evacuadas a casas de amigos y familiares, refugios estatales, y hasta en cuevas preparadas, principalmente en las provincias de Holguín, Tunas, Camagüey, Sancti Spíritus, y Granma, estimó la AFP a partir de datos brindados por la Defensa Civil. En las zonas turísticas de la costa norte, principalmente de varios cayos, más de 10 mil turistas extranjeros y varios miles de veraneantes cubanos fueron evacuados a lugares seguros, anunció el ministerio de Turismo.

Aunque distante de la trayectoria pronosticada de Irma, La Habana, con dos millones de habitantes, fue colocada en fase de “alerta” por la defensa Civil, pues puede sentir ráfagas de viento y penetraciones marinas el domingo y lunes próximos.

Irma fue degradado el viernes a categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, pero aún mantiene fuertes vientos de 240 km/h. Sus violentas ráfagas e intensas lluvias dejaron hasta ahora al menos 18 muertes en su paso por el Caribe.

El momento más peligroso para Cuba, según el general ® Ramón Pardo Guerra, jefe de la Defensa Civil, será el sábado en la tarde, cuando Irmahaga el giro hacia el norte, enfilándose hacia la península de Florida. Ese será el momento en que se encuentre más cercano a la costa cubana y con menor velocidad de traslación, por lo cual sus efectos serán más devastadores. (AFP)

Comments

comments