El jefe de Samsung sale de la cárcel


Iba a pasar cinco años entre rejas, pero un tribunal ha suspendido su condena. Lee Jae-yong, vicepresidente y heredero del conglomerado de empresas más grande de Corea del Sur, ha quedado en libertad condicional gracias a que un juez dio por buena la apelación de sus abogados.

Lee había sido condenado por los delitos de soborno, malversación de fondos, ocultación de activos en el extranjero, encubrimiento de actos criminales y perjurio. El heredero y líder de facto de Samsung pagó 38 millones de dólares a la expresidenta Park Yong-jin a cambio de favores políticos. La fiscalía pidió 12 años de cárcel como demostración de que ningún negocio estaba por encima de la ley, pero la condena se quedó en cinco y finalmente ha quedado suspendida. Según el juez de apelaciones, Park “intimidó” a Lee para que la sobornara y este “no pudo oponerse”.

Tras un año en prisión, Lee pasará otros cuatro en libertad condicional. Es la tercera generación de líderes de Samsung condenados, tras su abuelo y su padre, Lee Kun-hee, que recibió una sentencia de tres años por evasión fiscal en 2009, pero también fue liberado de los cargos. Los surcoreanos están acostumbrados a que los líderes de los chaebols o conglomerados empresariales reciban sentencias de poca importancia o sean indultados. Samsung representa cerca de un tercio de la economía del país.

[Bloomberg]

Comments

comments